Llamenos al +5411- 4325 - 2360
E-mail: info_ar@bhidalgo.com.ar

ESTRATEGIAS DE EMPLEABILIDAD

Si hay una palabra mágica en la búsqueda de nuevas oportunidades profesionales es “empleabilidad”. Aunque más que magia se necesita mucho esfuerzo para conseguirla, mejorarla y poder presumir de ella. En el empleo más difícil del mundo, que hoy es buscar trabajo, la empleabilidad es la clave para adaptarse a las necesidades de las compañías y los constantes vaivenes del mercado laboral.

Estos cambios vertiginosos; la creciente competencia entre los candidatos; la necesidad de diferenciarse del resto para llamar la atención del selector/reclutador y la obligación de adoptar diferentes estrategias de búsqueda pueden llevarnos incluso a un cambio radical (de sector o de industria) para hacer algo que nunca habíamos hecho…

La clave es la empleabilidad saber como lograrla, mejorarla y gestionarla, tratando de predecir qué haremos en el futuro, en que sector o profesión estaremos trabajando dentro de algunos años, teniendo en cuenta nuestras fortalezas y competencias diferenciales que nos permiten ampliar posibilidades.

La mala noticia es que para esto estamos prácticamente “solos”. La decisión de que estudiar, en que sector tenes asegurado el éxito profesional, que capacidades adquirir para esas posiciones, depende completamente de uno.

¿Como puedo mejorar mi empleabilidad? ¿Cómo hacer que mi perfil resulte más atractivo? ¿Cuál es mi identidad profesional? En primer lugar, mostrando adaptación al mercado laboral y a las demandas y adoptando nuevas estrategias en la búsqueda de oportunidades.

Encontrarle un sentido a la reinvención profesional, buscando sacar partido de la experiencia adquirida y como utilizarla de manera diferente, tomando caminos alternativos, mostrando las competencias básicas que se podrían utilizar en otro sector.

Mostrar que tus competencias profesionales no son viejas y obsoletas, que pueden responder a las exigencias actuales, tanto del mercado en general como lo que buscan las compañías.

Tener la capacidad de trazar un paralelismo entre los conocimientos y la experiencia adquirido a lo largo de la trayectoria profesional y lo actual. Identificar a quien puede interesarle el perfil adquirido.

Focalizarse en la habilidad multidisciplinaria de los ejemplos y no en listar todos los cursos y perfeccionamientos ni en cualidades técnicas, realizados a lo largo de la carrera profesional. Buscar en esos ejemplos, la disposición para trabajar en entornos cambiantes, en diferentes puestos, de la flexibilidad, la creatividad, la innovación, las habilidades para relacionarse, las habilidades comunicativas, etc.

Al comenzar un proceso de búsqueda de oportunidades, planificar la estrategia es fundamental, ya que el 80% de ellas, están ocultas, invisibles y esto significa que los caminos tradicionales para saber si quiera que existen no sirven para nada. Nuestros contactos representan un porcentaje importante de nuestra estrategia de búsqueda de empleo. Construir el networking que permita acceder a estas ofertas ocultas, es casi una necesidad de hoy en día.

Hoy las compañías son cada vez más autosufientes para obtener sus recursos. Por eso es tan necesario saber como se busca hoy al talento como así también tener en cuenta a quien recluta. Debes saber quien recluta en la compañía, quien puede hacer recomendaciones y poder llegar a ellos.

Importa hoy tanto lo que dice tu currículo como lo que dicen hoy las redes sociales de cada uno de nosotros. El cuidado con las interacciones y tu imagen en las redes conforma tu identidad profesional. Mas que nunca resulta necesario ser capaz de gestionar adecuadamente los perfiles profesionales y que esto conlleve a una “marca personal” solida, real y efectiva.

Activa un plan de marketing. Ello implica mostrar resultados, asumir riesgos, analizar cual es el valor del producto que tenemos para ofrecer. Que has hecho basándote en logros y resultados profesionales. Diferenciarte del resto y aportar valor, resulta indispensable en un mercado cada vez más competitivo. Conviene saber quien eres, que vas a ofrecer, que quieres para tu desarrollo profesional y en base a esto, que sector estará interesado en tu perfil, en que industria, y donde puedes desarrollar tu carrera.

El mejor activo para ofrecer hoy en día es la adaptabilidad, la capacidad de aprendizaje y cómo reaccionar al cambio.

En algunas oportunidades, dar un paso atrás o al costado de tu carrera, puede ser una excelente estrategia para la carrera profesional. Incluso hasta un despido, puede ser tomado como una nueva oportunidad.

La empleabilidad no se consigue estudiando una carrera profesional. Hay personas sin titulo universitario que supieron adaptarse a lo que las empresas demandan. Una profesión no es algo que se estudia necesariamente. Es una especialidad con reconocimiento en un mercado que busca y está dispuesta a eso.

Estaría bueno poder distinguir entre lo que es y será una nueva profesión y lo que tan solo es algo temporal o algo de moda. Puede que la tecnología vigente en ese momento obliga a eso.

Para regresar al resto de las notas de prensa haz click aquí.